Pago de Carraovejas Crianza 2014

Zona: D.O. Ribera del Duero
Uva: Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot
Grado: 14.5%
Bodega: Pago de Carraovejas
Botella: 75cl.

Más detalles

Mas productos de

3
2.33/5 - 3 Opiniones

25,30€


Más

Pago de Carraovejas Crianza 2014, vino de moda de la Ribera del Duero

  • Añada: 2014

  • Tipo de Vino: Tinto

  • Variedad principal: Tempranillo,  Cabernet Sauvignon, Merlot

  • Pago de Carraovejas Crianza es uno de los vinos tintos Ribera del Duero más conocidos. Un vino de moda, un vino para regalar, muy conocido entre los recién iniciados en el universo del vino. Vino recomendado para tomar con carne de todo tipo, sobretodo carne de cerdo, para la que fue pensado por Jose Maria, el restaurador del cochinillo asado más famoso de Segovia en los años 80. Puede tomarse con todo tipo de carnes a la parrilla, al horno y guisada, preferiblemente carnes de sabor potente (como las de caza y de porcino), embutidos y quesos muy grasos. En la caja de este vino Ribera, se incluye un panfleto publicitario, que aconseja reposar el vino como mínimo 48 horas después de viajar y antes de llegar a la mesa, conservar las botellas con sentido común, es decir, tumbadas, en un lugar fresco y oscuro, y sin grandes variaciones de temperatura. Tomar entre 14ºC y 16ºC.

  • Pago de Carraovejas Crianza es un tinto elaborado con la conocida Tinta Fina de Ribera, en más de un 90%, y el resto de Cabernet Sauvignon y Merlot, cultivadas desde finales de los años 80 y hasta 2011, en tierras del Duero, en la zona de Carraovejas, cercana a Peñafiel. El cocinero y restaurador Jose María Ruiz, que sin la fama que hoy en día tiene el chef Chicote, consiguió hacer un vino famoso. Jose Maria y su equipo de inversores, financiaron grandes inversiones en Pago de Carraovejas, como la instalación de sensores higrométricos para controlar la humedad en distintas profundidades del suelo, y con este control del riego consiguen manejar el stress hídrico de la planta y obtener los mejores frutos. Sacaron al mercado la primera cosecha, con casi 70.000 kilos de uva que produjeron las 25 primeras hectáreas. Desde entonces el tesón, el esfuerzo y una buena dosis de marketing hicieron el resto. La vinificación en esta bodega de Ribera del Duero comienza una vez realizada la vendimia. Siguiendo las pautas marcadas por Jose María Ruiz y su equipo, la uva es trasladada a la bodega para iniciar la fermentación y maceración, en tinas muy anchas. El vino Pago de Carraovejas Crianza recibe una crianza de 12 meses en roble francés y americano. Está clarificado con clara de huevo natural, y una vez embotellado, hacia el mes de abril, continúa en reposo 6 meses más, en botella, antes de su comercialización, en el mes de abril. Grado 14,5% vol.

  • La cata de vinos muestra un vino correcto, en análisis y parámetros, como la acidez total (en gramos por litros de acido acetico), la acidez volatil (en gramos por litros de acido acético), el grado alcohólico en torno a los 14ºC y los azúcares residuales. Un vino español de un color rojo púrpura, muy vivo, con lágrima fina y densa, ligeramente tintada. Intenso, despliega una gran riqueza aromática, propia de su crianza que poco a poco dan paso a una fruta roja madura, especias dulces, lácteos y notas balsámicas. Final largo, placentero y persistente lleno de matices torrefactos. En boca, el vino Pago de Carraovejas Crianza se muestra redondo, equilibrado, con dulces taninos y paso sedoso, marcado por la fruta roja bien madura. No es precisamente un vino barato, en relación a calidad precio, sin embargo, la producción de las últimas añadas, que supera las 700.000 botellas, que la bodega vende por cupos, y que está prácticamente vendida antes de sacar al mercado la del año siguiente. Un vino con más exito comercial que calidad, poco comentado por catadores de vino, y que las puntuaciones de Robert Parker sitúan entre los 89 y los 92 puntos, y las del crítico español Peñin, ligeramente más arriba. Vemos en revistas de vino aficionados que lo alaban, y catas de vinos con apreciaciones discretas, que a pesar de sus super ventas, no lo sitúan como uno de los mejores vinos en relación calidad precio. Es nuestra obligación comunicar a los consumidores de este vino que, a pesar de llamarse "Pago de", esta bodega no pertenece a los Grandes Pagos de España, por tanto los vinos de esta bodega del Duero no son considerados vinos de pago, por la asociación española de  Grandes Pagos de España GPE.

  • Paker calificó la cosecha 2014 con 93 puntos. "El crianza de 2014 es una mezcla sutil, armónica y elegante de Tempranillo (Tinto Fino) con un 12% de Cabernet Sauvignon y un 9% de Merlot, fermentado en cubas de acero inoxidable y roble y Madurado en barricas de roble francés y americano durante un año antes de ser embotellado. Con un 15% de alcohol no es un vino tímido, pero está bien equilibrado, el roble está presente pero integrado con la fruta, y el paladar es cuerpo y redondo, con taninos exuberantes y un acabado muy sabroso. 600.000 botellas producidas."

Opiniones (3)

jul 9, 2017
3
(3/5
Demasiada producción para un vino. Dentro de poco lo encontraremos en las gasolineras al lado de la coca-cola.
may 14, 2017
2
(2/5
Mucho marketing y poca calidad ...
¿Qué vas a esperar de un vino del que se elaboran 700.000 botellas?
¡Y encima se hace llamar de Pago!
abr 21, 2017
2
(2/5
Me esperaba más de este vino.
Un Ribera típico de acidez justa y buen paladar
Página:1

Sólo los usuarios registrados pueden opinar. Iniciar Sesión