Viña Gravonia, vino blanco Ver más grande

Viña Gravonia 2008

Zona: D.O.Ca. Rioja
Uva: Viura
Grado: 12.5%
Bodega: Lopez de Heredia
Botella: 75cl.

Más detalles

Mas productos de

Este producto ya no está disponible

4
4.00/5 - 1 Opiniones

18,37€ IVA incluído


Más

Viña Gravonia Crianza Blanco de Lopez de Heredia

  • Tipo de Vino: vno blanco

  • Variedad de uva principal: Viura

  • Bodega: Viña Tondonia. Lopez de Heredia

  • Un vino clásico de una bodega mítica, el Viña Gravonia es un vino blanco con crianza, que acompaña tanto a verduras, como a pasta, arroces, huevos y carnes. Especialmente indicado con carnes de ave (polo, pavo, conejo), mariscos y pescados cocidos y en caldereta, pescados a la brasa como lubina, besugo, rodaballo, chicharro, hijada de atún, rape, cogote de merluza y mariscos fritos y a la plancha. Servir a 14ºC y 16ºC. Este vino puede ser consumido después de 10 años y más si es conservado en perfectas condiciones.

  • Viña Gravonia es un vino de Rioja, cuyo buen hacer perdura a través de los años. Es la cosecha de un año calificado como Excelente por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rioja. Se obtiene a partir de un 100% de Viura cultivada en Viña Todonia, situada en el meandro del río Ebro, rodeando las viñas, en la Denominación de Origen Rioja. Con un rendimiento en el año 1999 de más de 600.500 kilos de uva. La vinificación comienza con una vendimia manual, en las antiguas comportas (con forma de troncos de cono), construídas en su propio taller de tonelería. La vendimia comenzó a finales del mes de septiembre. Una vez en la bodega, la uva pasa por las tolvas de pesage y llega a las despalilladoras, que rompen las uvas para extraer el mosto. La fermentación alcohólica se inicia de forma espontánea, que se prolonga a lo largo de unos 7 días, con control de temperatura natural, como antiguamente (abriendo por al noche, cuando refresca, las puertas de las naves de los depósitos). Envejecido en barricas de roble durante 6 años, en las bodegas subterráneas, donde reposa, con dos trasiegos al año. Clarificado con claras de huevos frescos y embotellado sin filtrar, con un tapón de corcho más largo de lo habitual, y lacrando la cabeza de la botella, para evitar el contacto con el exterior. Envejecido en la botella durante más de 5 años antes de salir al mercado. Alcohol: 12,5% vol. En su cata, a la vista es un vino dorado, color oro pálido. En nariz fino, aromático, complejo, con buena evolución que se abre en aromas afrutados. En boca, suave, fino, bien evolucionado y afrutado.

  • The Wine Advocate probó este vino en abril 2015, y Luis Gutiérrez clo calificó con 94 puntos Parker. "Viña Gravonia Crianza 2006 es un blanco inspirado en los vinos de Graves (de ahí el nombre), es pura Viura madurada en barricas de roble durante cuatro años y se embotella sin filtrar en noviembre de 2011. La nariz muestra notas de manzanilla, de cera de abejas, miel y hierbas aromáticas En boca es fuerte, de cuerpo medio con gran acidez y frescura que es a la vez limpia y persistente, es más austera que exuberante, lo cual fue una verdadera sorpresa general. Contra todo pronóstico, el 2006 está mostrando mejor que el 2005 hoy. Fantástico y una ganga! 50.000 botellas."
  • La bodega López de Heredia, más conocida como Viña Tondonia nació a finales del S. XIX, cuando Rafael López de Heredia y Landeta, comienza a elaboración vinos en Haro, a partir de los conocimientos adquiridos durante su estancia en Bayona (Francia). Desde 1877 y después de 4 generaciones, sigue siendo una bodega familiar, dirigida en la actualidad por Mª José junto con sus hermanos Julio y Mercedes, que afrontan el futuro basados en la tradición heredada de sus antepasados como productores de vino y, la ética como criterio empresarial y personal. Es una de las tres primeras grandes bodega de Rioja, y su bodega constituye un conjunto arquitectónico magnífico, en el que, al entrar, te trasladan en el tiempo. Ha sido denominada  "La Catedral del Vino", y como las obras de las catedrales, aún está sin terminar. Destacan especialmente, sus calados, el cementerio de botellas, las tinas de madera, rodeadas de "telas de araña" (cuya labor es mantener limpia de insectos las instalaciones) que sorprenden a los visitantes: en primer lugar los calados de hasta 200 metros de largo, construidos (a pico y pala) entre 1890 y 1892 por 40 canteros vizcaínos, en los que se encuentran las barricas de roble francés utilizadas para el envejecimiento. Y en segundo lugar las 72 tinas de madera de roble español cántabro, de Bosnia, Allier francés y americano, construidas en su propio taller de tonelería.
  • Opiniones (1)

  • jun 16, 2018
    4
    (4/5
    ¡Qué sorpresa! Este vino es simplemente excelente. Un sabor seco y con cuerpo que se a abriendo en la copa.
    Se mantiene a un precio inmejorable. Lo recomiendo con los ojos cerrados
    Página: 1

    Sólo los usuarios registrados pueden agregar revisión. Login